Minem y PNUD buscan mejorar la calidad de vida de las familias rurales con “cocinas limpias”

Con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las familias que habitan en zonas rurales del país, el Ministerio de Energía y Minas (Minem) viene desarrollando un plan piloto que busca promover el uso de modelos innovadores de cocinas limpias para reducir las emisiones de gases contaminantes generados por la combustión para cocción de alimentos: cocinas solares y cocinas de biomasa con ventilador, en 200 familias de 12 regiones del país.

El piloto tiene la meta de generar información que pueda complementar los actuales programas de cocción limpia del Estado para cerrar la brecha de acceso a combustibles limpios, iniciativa que forma parte del Proyecto “Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación (NAMA) en los sectores de generación de energía y su uso final en el Perú” que es implementada por el Minem y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y financiado por el Fondo Mundial del Medio Ambiente (GEF).

“Más de 25% de los hogares en Perú aún dependen de combustibles como la leña, el carbón y los residuos agrícolas para cocinar sus alimentos. Estas familias, principalmente rurales, enfrentan problemas de salud debido a la continua exposición al humo y a partículas de aire contaminado que origina el uso de fogones abiertos o cocinas tradicionales”, sostuvo Javier Campos, titular de la Dirección General de Eficiencia Energética (DGEE).

Campos explicó que en el Perú se están implementando programas de cocinas limpias en viviendas rurales desde el 2009, para conseguir el acceso de todos los peruanos a la energía limpia, eficiente segura y moderna con soluciones sostenibles.

En esa línea, la DGEE del Minem desde el Proyecto NAMA ejecuta un piloto para levantar información en el campo, gracias a la participación de 200 familias, sobre el desempeño, aceptación cultural, uso, funcionamiento, eficiencia y reducción de emisión de Gases Efecto Invernadero (GEI).

Así, 100 familias de diversos centros poblados de La Libertad, Pasco, Puno, Moquegua, Tacna y Arequipa han recibido cocinas que funcionan únicamente con radiación solar; mientras que otras 100 en Huancavelica, Junín, Huánuco, Ucayali, San Martín y Loreto recibieron cocinas que hace más eficiente la combustión de biomasa gracias a un ventilador activado por un termogenerador eléctrico que, a su vez, permite activar una lámpara LED o cargar un celular cuando está en funcionamiento.

Todas las familias participantes en este piloto colaboran con facilitar información sobre el uso y desempeño de las cocinas para evaluar si son introducidas en los futuros programas de cocción limpia a desarrollar desde el Estado.

Cabe precisar que el Proyecto NAMA desarrolla la implementación, medición, reporte y verificación de cuatro acciones de mitigación a fin de reducir las emisiones de GEI en los sectores de energía y transporte en el Perú, con el fin de aportar al compromiso internacional asumido como país por el Acuerdo de París en 2015 de reducir las emisiones de GEI en un 30% para el año 2030.


Fuente: MINEM